Un Alquiler de Larga Duración

viernes, 23 de mayo, 2014


Prevea las situaciones que pueden darse durante la vigencia del alquiler.

Cuando se alquila un nuevo local, es habitual solicitar un contrato de larga duración (15 años, por ejemplo) para poder consolidar el negocio. Si usted lo hace, prevea en el contrato algunas situaciones que pueden darse durante un plazo tan largo:

• Existe la posibilidad de que quiera dejar el local antes de acabar el contrato. Evite tener que indemnizar el propietario, pactando que podrá desistir del alquiler en cualquier momento y sin necesidad de compensarle, con un simple preaviso de tres meses.

• Intente evitar que el propietario pueda ir actualizando la renta a precios de mercado (los propietarios suelen exigirlo), y solicite que ésta sólo se actualice anualmente con el IPC.

• No acepte que el propietario limite el derecho que le otorga la ley a ceder el contrato (traspasar el local), en previsión de que pueda tener ofertas en el futuro.

Larga Duración

Si firma un contrato de alquiler de larga duración, prevea las situaciones que pueden producirse durante la vigencia del contrato (que quiera dejar el local antes del plazo pactado, que tenga una oferta para traspasarlo, etc.).

• Evite que sean a su cargo las obras de conservación del local. En un plazo tan largo, es probable que sea necesario realizar obras de este tipo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.