¿Tengo que estar dado de alta en Autónomos si mis ingresos son pequeños o si solo hago trabajos puntuales?

jueves, 14 de diciembre, 2017


Muchas veces nos preguntan estas cuestiones porque su respuesta no figura en la normativa laboral, la han ido respondiendo los tribunales y aún así, sigue sin estar muy claro, ¿Qué criterios se siguen? ¿El trabajo habitual o los ingresos? Y ¿qué pasa si por mi trabajo percibo ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional? Todas estas cuestiones necesitan respuesta, por ello el Congreso de los Diputados le ha concedido una prórroga de 8 meses a la Comisión de Empleo y Seguridad Social para incluir, entre otras medidas, la regulación de estos puntos en la nueva legislación sobre el trabajo autónomo.

Partiendo de la base de que un trabajador por cuenta propia o autónomo es aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, la doctrina mayoritaria de los tribunales, que sigue el criterio iniciado por la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997 sobre subagentes de seguros, señala que la inclusión o no en el RETA va a depender de la nota de habitualidad en la actividad, siendo un indicador de esa habitualidad el percibir en el año ingresos superiores al salario mínimo interprofesional.  Este es el criterio que se ha seguido desde entonces, no solo en el sector de los subagentes de seguros sino en, prácticamente, todos los sectores de actividad. La habitualidad supone la realización de una actividad de forma constante, con permanencia en el tiempo, por ello no se incluirían los trabajos esporádicos y/o puntuales, pero ¿qué ocurriría si realizas una actividad puntual o esporádica y facturas por ella un importe superior al salario mínimo profesional? ¿tengo que darme de alta en Autónomos? Según los expertos, sí deberías darte de alta porque los ingresos superiores al SMI suponen un indicio de que tu actividad tiene el carácter de principal. Solo si pudieras demostrar que es una actividad marginal, podrías mantener con un cierto fundamento tu no incorporación al RETA.

 

Conclusión: Existe una laguna grande en este tema que precisa de una regulación con carácter inmediato. No disponemos de una respuesta infalible pero parece que el criterio que están siguiendo tanto los servicios públicos de empleo, como los tribunales y la inspección de trabajo para requerir el alta en el RETA de un trabajador es que  preste su actividad de forma habitual, entendiendo como tal, cualquier trabajo o jornada que se realice con carácter estable, y considerando habitual tanto una jornada de 50 horas a la semana como otra de 10 y además de la habitualidad, se requiere que los ingresos que perciba por ello, superen el Salario Mínimo Interprofesional.  De todos modos, habrá que estar a cada caso concreto para saber si realmente sería correcto encuadrarle o no en el RETA.

 

Si estás en esta situación y tienes dudas en si debes o no darte de alta en el régimen de Autónomos, llámanos, seguro que podemos ayudarte.

Esperanza Temprano Posada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.