¿Puedo deducirme el Iva de los gastos que tengo antes de iniciar la actividad o debo esperar a la primera venta?

jueves, 13 de septiembre, 2018


Dice mi gestoría que hasta que no haga primera venta, no puedo deducirme ningún Iva… ¿es así?

Hace poco un empresario (aún no era cliente por esas fechas… 😉 ) me consultó una duda que le asaltaba.

Apenas unos meses atrás había constituido una sociedad, de cara a realizar una actividad de comercio online.  Había pasado un tiempo desde que la había constituido, pero aún estaba ultimando detalles para poner la máquina en marcha. Quiero decir, que aún no había realizado venta alguna. Aún estaba ultimando la web, el producto, el sistema y software de gestión,….

La consulta que me planteaba era acerca del gasto y el Iva de los mismos. Aunque no había tenido aún ventas, sí que había tenido diversos gastos. Gastos que además incluían el Iva soportado correspondiente. El tema era que su gestoría le comentaba que había que renunciar a la devolución de ese Iva (o deducción para periodos siguientes), ya que aún no había ventas. Le decían que si no había ventas no hay actividad y, por tanto, habría que perder el Iva, y, según le decían, también el gasto en sociedades.

 

¿De verdad esto es así? ¿Hasta que no se haga la primera venta no puedo deducirme ningún gasto, ni soportar ningún Iva?

 

Pues lo cierto es que hace unos años esta vía de discusión se abrió con hacienda. Te decían los señores del fisco que no tenías derecho a soportar Iva, porque no había ventas. Porque claro, si no hay ventas, no hay actividad….

Por suerte esto ha cambiado, y hay que decir con rotundo SI, que si que puedes deducirte ese Iva y ese gasto, aunque tu actividad aún no haya realizado venta alguna.

 

De ponerle  fin a esta interpretación de hacienda se encargaron los tribunales hace ya un tiempo, marcando que la actividad empresarial tiene dos fases de inicio: una que empieza con las primeras adquisiciones de bienes y servicios para utilizarlos en la actividad (fase preparatoria). Y otra que empieza con la realización efectiva de la actividad (fase de ejecución). Pues bien, la actividad se considera iniciada con la fase preparatoria, es decir, con las primeras compras, y, con ella, todos los derechos y obligaciones correspondientes a una actividad económica o empresarial.

El claro ejemplo son los gastos de constitución: notaría, asesoría,… Siempre se realizan mucho antes de la primera venta. Y entonces, ¿nunca voy a poder deducírmelos?

 

El caso del empresario que os comento era muy claro. Se encontraba en fase preparatoria. Por supuesto tenía el pretotipo*  más que testado, solo le faltaba la puesta en marcha definitiva. Desgraciadamente la pregunta de este empresario llegó tarde, porque se hizo a posterior, así que los mil y pico euros de Iva volaron a los bolsillo de hacienda. Pero ya le daremos una vuelta a ver si se nos ocurre algo…

 

*(Abro paréntesis final porque  estoy seguro de que muchos no conocéis el concepto de pretotipo. No me he equivocado escribiéndolo. Es con e. Pretotipo. Os aconsejo que, como empresario de pro que sois (que para eso estáis leyendo este post…), os dejéis unos minutos en leer el libro, o proyecto de libro, “Pretotipar esto” de Alberto Savoia (@Pretotyping). Os dejo enlace para que os descarguéis el libro, que es totalmente gratis. Corto, ameno y que te da una visión muy buena de cómo deberías testar y lanzar los nuevos productos o servicios: http://www.pretotyping.org/uploads/1/4/0/9/14099067/pretotipar_esto.pdf).

 

Salvador Moreno Blanca


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.