Préstamo entre familiares

lunes, 25 de noviembre, 2013


¿Cómo formalizarlo si servirá para iniciar un negocio?

Debido a la falta de financiación bancaria, muchas personas reciben dinero de sus familiares para iniciar un negocio. Pues bien, antes de formalizar estas operaciones, analice sus consecuencias fiscales:

Si interviene una sociedad (por ejemplo, el préstamo lo otorga una SL de la familia, o lo recibe la SL constituida para desarrollar ese nuevo negocio), deben computarse intereses.

Si el préstamo se formaliza entre particulares y se pactan intereses, en algunos casos éstos no serán deducibles para quien los pague, por lo que se producirá un exceso de tributación.

Sin embargo, entre particulares es válido que se pacte que no habrá intereses.

Ante estas diferencias, conviene analizar quién interviene en el préstamo y cuál va a ser el tratamiento final de los intereses, para evitar que éstos acaben suponiendo un mayor pago a Hacienda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.