¿Ha muerto el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía?

martes, 28 de mayo, 2019


Hola de nuevo!

 

Como me decía mucho una antigua compañera de trabajo cuando hacía varias cosas a la vez: «entre col y col, una lechuga». Pues este es el caso. Entre los post que estamos publicando sobre el impuesto de la renta vamos a colar este por necesidades del directo.

 

El motivo es que el nuevo gobierno andaluz ha tomado el toro por los cuernos y ha atacado de primeras al Impuesto de Sucesiones y donaciones. Pero, ¿lo han enterrado realmente?

 

Recordaréis que ya hubo una modificación sonada el año pasado, ¿verdad? En aquella ocasión se incorporó una exención que sigue vigente para el caso de herencia o fallecimiento (sucesiones). Esta exención hace que cuando un heredero, siendo cónyuge o pariente directo, reciba del fallecido menos de un millón de euros no tiene que pagar nada.

 

Esto no lo han tocado, sigue vigente. Y como añadido, la medida que han tomado ahora es que si lo que se recibe es superior al millón de euros prácticamente no se pagará nada, ya que se establece una bonificación del 99%.

 

 

Os pongo un ejemplo que sé que os gusta:

 

Hasta ahora, todo el importe que excediera del millón euros pasaba por caja aplicándose la tarifa del impuesto, que en Andalucía es una escala progresiva que está entre el 7,65% para menos de 8.000 euros y el 36,50% para más de 800.000 euros. Si, por ejemplo, has heredado por un valor de dos millones, el primero lo tienes exento pero el segundo millón va a pagar un 36,50%, saliendo una cuota de 365.000 euros.

 

A partir del 11 de abril, lo que ocurre es que después de aplicar la tarifa del impuesto se bonifica la cuota al 99%. Esto, en el ejemplo, quiere decir que a los 365.000 euros que tenía que pagar le quitamos el 99%. Por tanto, quedaría una cuota final de 3.650 euros. Un ahorro de 361.350 euros respecto a la situación anterior.

 

¡Imagínate el ahorro que supone para grandes patrimonios!

 

 

Mejor noticia es que esta bonificación del 99% la trasladan también para el caso de donaciones entre cónyuges o parientes directos. En este caso el cambio es de más calado porque en donaciones no existía una exención hasta el millón de euros como en sucesiones.

 

En resumen, son dos cambios muy importantes orientados a favorece la transmisión de bienes entre cónyuges y parientes directos reduciendo el coste fiscal al mínimo.

 

Pero tal y como os titulaba el post: ¿Está muerto el impuesto o solo se ha ido de parranda?

 

Pues el tema está en esa disparidad de tributaciones entre comunidades que ya todos conocéis. Esta situación no parece gustarle demasiado a  la Comunidad Europea, por aquello del tratamiento distinto a dos ciudadanos europeos. Eso obligó hace poco a igualar la tributación en sucesiones de un español a la de otro ciudadano de la Unión Europea. Esto quiere decir que en un momento dado el gobierno español (sea quien fuere) deberá tomar medidas e igualar la situación entre comunidades.

 

Los rumores dicen que esta paridad llevará a poner la obligación de tributar por un mínimo, y establecer también un techo. Hace un tiempo se hablaba de entre un 7% y 15%…. pero todo son rumores.

 

Lo  que si que está claro es que el Impuesto de sucesiones y donaciones está delegado a las autonomías, con lo que tocarlo sería tocar el dinero que  les llegan a las mismas. ¿Y se puede hacer eso sin un nuevo pacto de financiación de las autonomías? Pues parece que no. Y dada la situación política actual, a ver quién se atreve a meterse con ello…

 

 

 

 

Y ahora, ¿tienes que hacer algo? Pues depende de tu situación. Si ya has estudiado con tu asesor un plan fiscal para reducir la tributación en la sucesión de tu patrimonio a tus hijos, igual sería bueno que le dieras otra vuelta conociendo la nueva norma. Y si no tienes nada pensado pues lo mismo te interesa hacerlo, no?

 

Crecemos contigo.

 

Javier Rueda Encinas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.