Nota Fiscal: Recuperación de parte de los gastos que tiene mi empresa en Investigación y Desarrollo a través del Impuesto de Sociedades

martes, 11 de marzo, 2014


Uno de los beneficios más interesantes que se ofrecen en el Impuesto sobre sociedades es la Deducción por gastos en actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), ya que permite a la sociedad recuperar parte de aquellos gastos de este tipo en lo que se incurran a lo largo del ejercicio (hasta del 42% de los mismos, dependiendo de su naturaleza y destino).

 

Este beneficio fiscal lleva en funcionamiento bastantes años, pero con la modificación introducida en el artículo 44 de la Ley del Impuesto de Sociedades, por la Ley 14/2013 de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, se han introducido cambios en la aplicación de las deducciones por inversión en I+D, que lo hacen aún más atractivo, al incluir la posibilidad de devolución de parte de esos gastos aunque la empresa con se encuentre en pérdidas.

Por ello, creemos interesante hacer mención de su existencia, ya que en el sistema tributario actual en el que nos movemos, los beneficios de este tipo no suelen abundar.

¿A qué tipo gastos se refiere?

Se refiere a gastos e inversiones efectuados en actividades de investigación y desarrollo de nuevos productos o procedimientos industriales y de innovación tecnológica (intangibles, activo fijo o elementos de inmovilizado material e intangible (excluidos los inmuebles y terrenos).

En concreto, la propia ley del Impuesto define Investigación, Desarrollo e Innovación tecnológica como la indagación original que persigue descubrir nuevos conocimientos, y la aplicación de sus resultados para la obtención de nuevos materiales, productos o procesos, o para la mejora tecnológica sustancial de los preexistentes.

¿En qué consiste el beneficio?

Este beneficio consiste en la posibilidad aplicar una deducción directamente en la cuota del Impuesto sobre sociedades, de forma que se minora la factura fiscal de ejercicio.

La deducción que corresponde aplicar se calcula aplicando un porcentaje del 25% sobre aquellos gastos en I+D realizados durante el año, con la posibilidad de aplicar el 42% sobre la parte que supere la media de los dos años anteriores. En el caso de Innovación tecnológica, el porcentaje se disminuye al 12%.

Además, adicionalmente podría aplicarse un 17% sobre los gastos de personal investigador adscritos a estas actividades, y un 8% sobre los elementos de inmovilizado afectas a las mismas.

La principal novedad se refiere a que para todos aquellos ejercicios iniciados a partir del 01/01/2013  no será necesario esperar a tener beneficio, o que el Impuesto sobre sociedades salga a pagar para poder aplicar estas deducciones. Aunque no se disponga de cuota íntegra positiva en el impuesto de sociedades, se podrá solicitar su abono o devolución en la declaración del IS, renunciando a un 20% de la totalidad de la deducción.

Tan solo será necesario para ello que:

– El importe de la deducción no supere  1 millón € anuales, y 3 millones € anuales el conjunto de todos los conceptos.

– No se reduzca la plantilla media de trabajadores dedicados a actividades de I+D en los 24 meses posteriores al ejercicio en el que se generó la deducción.

– Se realice un informe motivado sobre la calificación de la actividad como I+D o un acuerdo previo de valoración de   e inversiones en estas actividades.

recuperacion-gastos-empresa-i-d-impuesto-sociedades


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.