Tarjetas fidelización y vales descuentos para la próxima compra… ¿Cómo las contabilizo?

martes, 3 de julio, 2018


Muchas empresas utilizan este mecanismo cuando quieren fidelizar al cliente. Pero cuando llegan al departamento de contabilidad entran las dudas de  como contabilizarlo, ¿deben llevar IVA? ¿son gastos? ¿menores ingresos?…

Pues a costa de ponernos hoy más técnicos de la cuenta, me gustaría explicaros con detalle como trasladarlo a la contabilidad, porque han sido diversas las ocasiones en las que me he encontrado con una empresa en la que utilizaban estos sistemas, y pocos terminaban de tener claro como contabilizarlo.

Es complicado pero desde luego es interesante, ya que puedes ir ahorrando impuestos desde el primer momento en que se realiza la venta. ¿Cómo? Espero que esta entrada os pueda ayudar.

Pues bien, las dudas sobre la contabilización de estos sistemas fueron resueltas en la consulta número 5 respondida por el ICAC en el boletín 98. Los mismos deben contabilizarse como una deuda con cargo a la cuenta de menores ventas y netos de IVA.

Veamos un ejemplo, que seguro que así nos entendemos mejor:

Una  compañía aérea dispone  de  una  tarjeta  de  fidelización  de  clientela  que  lleva  asociado  un  sistema  de  puntos  en  función  de  los vuelos  realizados.  Cada  100  €  de  venta  concede  1  punto  canjeable  por  “descuentos”  de  5  €  en  la reserva de nuevos billetes.

Imaginemos que un cliente reserva billetes para dar la vuelta al mundo por 9.680,00 euros, Iva incluido. Es una venta normal o corriente, que se contabilizaría de manera ordinaria:

Pero, al  cierre  del  ejercicio, será necesario realizar a  estimación  de esa conversión  o  canje  de  puntos  en  el  año  siguiente. Es decir, contabilizar ese descuento futuro como una menor venta. Lo vemos en nuestro ejemplo:

La  relación  de  canje  es  1  punto  5  euros.  En  consecuencia,  la  valoración  de  los  96,80  puntos  que  se  espera  puedan  convertir,  ascenderá  a:  96,80  x  5  =  484,00  euros,  que  se  tratará  como  un  anticipo  de  ventas,  descontándolo  del  total  de  las  ventas  del  ejercicio y neto de IVA (484,00/1,21) , esto es:

Ahora llegamos a la siguiente reserva de vuelos en la que el cliente aplicará los puntos acumulados. Si, por ejemplo, compra un vuelo por 1.000 euros usando los vales, se contabilizarían de la siguiente manera (ahora sí tendríamos en cuenta el IVA del anticipo y el cliente solo abonaría 516 euros (1.000€- 484€)):

Como verás, no es más que ir contabilizando los puntos como menor ingreso de una futura venta. Lo cual siempre es interesante de cara a ir bajando ingresos que tributan en el impuesto de sociedades, ya que se tiende a contabilizar la menor venta en el momento de aplicar los cupones o puntos, pero no en el momento de la primera venta.

Así que los vales descuento no supongan ningún problema para tu contabilidad, y si te siguen quedando dudas, consúltanos.

 

Pablo Giménez Touriño


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.