Pagar más tarde a proveedores…¿Cuánto te cuesta?

martes, 16 de junio, 2020


¡Buenas!

 

En esta etapa en la que estamos el objetivo prioritario es la liquidez, es algo que yo creo que ya todos sabemos. La situación futura es incierta y necesitamos tener dinero para poder hacer frente a los pagos que tenemos en caso de que las ventas disminuyan.

 

Teniendo en mente esto, es lógico hacerse la siguiente pregunta: ¿cómo me financio? ¿Cómo hago para tener más liquidez?

 

Nuestro último post hablaba de esto desde el punto de vista de la gestión. La pregunta que te lanzo ahora es para hacerte reflexionar sobre el coste de esta financiación.

 

Una de las formas más comunes de financiarte es a través de proveedores. Esto es, aplazando el pago de las facturas de compra que tienes, para conseguir tener más tiempo el dinero en tu poder, y así poder disponer de él ante una urgencia.

 

 

No sería la primera vez que decimos que lo ideal es cobrar pronto y pagar tarde, pero, ¿te has parado alguna vez a pensar qué te cuesta retrasar el pago a los proveedores? ¿Es posible que sea más barato financiarte con bancos que con proveedores?

 

Vamos a ver un ejemplo con números para intentar explicar cómo responder a esa pregunta.

 

Imagínate que le compras a un proveedor productos por 100 euros. Para pagar la compra tienes dos opciones, pagar 100 euros dentro de 90 días, o pagar 97 euros en un máximo de 10 días.

 

El proveedor, por pagar 80 días más tarde, te está cobrando 3 euros, un 3,09% más (3/97). Este porcentaje…¿Es mucho? ¿Es poco? ¿Te interesa?

 

 

Lo que tendrías que hacer es comparar el coste de esta financiación con el coste de otra alternativa que tengas, por ejemplo, el tipo de interés de un préstamo/póliza bancaria.

 

Cuando comparamos diferentes opciones de financiación, normalmente lo hacemos expresando el tipo de interés de forma anual, es decir, el % que hay que pagar anualmente (como hacen los bancos). En el ejemplo que estamos viendo, tenemos el tipo de interés que nos cobra el proveedor, pero por 80 días y no por un año.

 

Esto no es ningún inconveniente porque hay una formula para sacar el tipo anual equivalente a ese 3,09%. Aplicando dicha fórmula nos da un resultado de 14,91%.

 

 

Es decir, pagar a 90 días al proveedor te está costando un 14,91% anualmente. ¿Hay alternativas más baratas que esta? Pues está claro que sí.

 

Desde el punto de vista del coste financiero, podríamos concluir que si necesito tener esos 3 euros en la empresa esos 80 días, es preferible pedir un préstamo a un banco, que decidir financiarme con el proveedor.

 

Todo esto, obviamente, no quiere decir que no haya que aplazar pagos a proveedores, sino que para tomar la decisión es importante tener claro, también, el coste que tiene.

 

Probablemente, en la actualidad, lo más conveniente sea tener dinero por todos los medios (financiación con proveedores, préstamos con bancos, etc) y asumir el coste que tiene a cambio de poder tener disponible un colchón financiero para el caso de una nueva caída de ventas (imagínate que volvemos a confinarnos en otoño…Uff, ¡crucemos los dedos!).

 

Con este post, como con otros tantos, la idea es intentar ayudarte a que te hagas preguntas que pensamos que te pueden ser útiles para tomar decisiones en la gestión de tu empresa.

 

Recuerda…No estás solo. ¡Crecemos contigo!

 

Javier Rueda Encinas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.