¿Finalmente puedo heredar o donar gratis en Andalucía?

martes, 6 de febrero, 2018


No sé si llegasteis a leer nuestro post del día 17 de octubre del año pasado (Post Octubre), donde comentábamos la modificación que estaba prevista para el impuesto de sucesiones y donaciones de Andalucía, ¿os acordáis? Bien, pues este post es para confirmaros que la modificación ya está en vigor desde el día 01 de enero del 2018.

Seguramente estarás pensando ahora…” con el lío que tengo yo en mi empresa, como para acordarme de lo que leí en octubre…”  Y tienes razón, pero no te preocupes porque lo repasamos y profundizamos algo más, ahora que ya está la modificación publicada.

Hay 2 cambios importantes en herencias y en donaciones:

1. Herencias: en caso de fallecimiento solo tributa lo que se encuentre por encima del millón de euros por herederos (antes era de 250.000€). Somos dos hermanos y fallece mi madre; a no ser que el total de lo que tenía mi madre superase los 2 millones de euros, no tributaríamos. Pero, para ello hay que cumplir una serie de condiciones:

  • Se la podrán aplicar las siguientes personas: descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes.
  • El valor del patrimonio personal de los herederos que pretendan acogerse a esta exención debe ser menor de 402.678,11 euros.

2. Donaciones: en el caso de donaciones, existe también este millón de euros por heredero, pero en este caso sí que habría que pagar algo. En el caso de las herencias la bonificación hasta el millón era del 100%, pero en el caso de donaciones es del 99% (se paga un poquitín…). Pero cuidado otra vez, que hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Que el dinero de la donación se destine a la constitución o ampliación de una empresa o negocio.
  • Que la empresa o negocio tenga su domicilio en Andalucía.
  • Que la constitución o ampliación del negocio se produzca en el plazo máximo de seis meses desde que se hace la donación.
  • Que la donación se formalice en documento público.
  • Que la actividad de la empresa o negocio no sea la de gestión de patrimonio mobiliario o inmobiliario.
  • Que la empresa o negocio se mantenga durante los cinco años siguientes a la donación.

 

Bueno, pues ya tenemos la letra y ahora sólo hay que poner la música, como dice Ramón Chaler, profesor top que tuve en el master de fiscal del CEF (¡qué risas con él!…un MAESTRO).

 

Es cierto que a las herencias se le ha metido un buen hachazo, pero en caso de las donaciones no parece ser tan favorable. Eso de que haya que meter el dinero sí o sí en vivienda o en empresa limita mucho… Dependerá de la situación personal en la que te encuentres para componer una melodía u otra que te lleve a un ahorro fiscal futuro. Aquí te pongo 3 preguntas que puedes hacerte para empezar a planificar:

  • ¿Conviene donar algo en vida?
  • ¿Puedo hacer algo para que en caso de herencia ninguno de mis hijos o mis hermanos supere ese millón exento?
  • ¿Cómo meto a la empresa de la familia en esta ecuación (porque ni sé qué valor tiene ni sé si podría acogerla a esta exención o a otra exención por empresa familiar)?

 

No lo dejéis!! Sentaros ya con profesionales que puedan ayudaros y planteadles vuestra situación, ¡os podéis ahorrar mucho dinero!

 

Javier Rueda Encinas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.